Historia

Más de un cuarto de siglo entregados a la enseñanza

historia-con

En 1985, el violinista español Rafael Lozano y la pianista italiana Marina Pesci, catedráticos del Conservatorio Municipal de Música de Zaragoza, deciden crear un centro de enseñanza musical para aquellos alumnos que no han obtenido plaza en el conservatorio público o bien aquellos que deciden tener una formación musical independiente. Para realizar este proyecto cuentan con la ayuda de compañeros del conservatorio que de gran agrado se ponen manos a la obra.

De esta manera nacerá el Centro de Música “Niccolo Paganini”, centro reconocido por el Ministerio de Educación y Ciencia, donde comienzan a pasar alumnos por sus aulas, que más adelante llegarán a ser profesores de conservatorios de la misma ciudad y fuera de ella. Consolidado el proyecto, nueve años más tarde abrirá sus puertas la Escuela de Música y Danza Paganini, ampliando de esta forma la oferta educativa de la ciudad.

Llegamos así a 1997, con la LOGSE implantada, cuando en todo Aragón no se disponía de ningún centro privado con autorización definitiva para impartir el grado profesional de las nuevas enseñanzas. Es en este momento cuando toman las riendas del proyecto Mariano Lozano Pesci, Percusionista y Compositor, Profesor Titular del Conservatorio Municipal de Zaragoza, en colaboración con la economista Begoña Pérez Calle, Profesora Titular de la Universidad de Zaragoza, y se decide dirigir todos los esfuerzos a la creación de un centro de grado profesional donde se pueda obtener la titulación como si de un conservatorio público se tratase. De esta forma se crea Cittá di Roma, siendo el primer Centro de Grado Profesional en Aragón con autorización definitiva y además el único Centro Profesional Privado de Aragón que cumple con los requisitos mínimos establecidos por el Real Decreto 389/1992.

Un proyecto tan grande precisó además de una transformación a nivel institucional, por eso fue aquí donde nació Aragón Cittá di Roma Fundación, entidad benéfico docente no lucrativa gestora de estos centros, pasando a formar parte Niccolo Paganini del grupo Città di Roma.

La intensidad de trabajo en Italia llevó a su integración en 2008 con Accademia Discanto de Verona, desarrollando allí los programas profesionales homónimos según la normativa italiana, a la vez que diversos proyectos del Fondo Social Europeo, todo ello bajo la dirección del profesor Stefano Darra, Sovrintendente de Accademia d’Arti Discanto de Verona.

En la actualidad se ha constituido la Fundación Città di Roma aglutinando los fines y objetivos, así como uniendo los esfuerzos de todas estas entidades.